Shopping cart
$0.00

¿Sabías que hay dos tipos de estrías?

Las estrías son una realidad común en la piel de muchas personas. Ya sea por cambios en el peso, el crecimiento durante la adolescencia o el embarazo, estas marcas naturales pueden afectar a cualquiera. Pero lo que quizás no sepas es que no todas las estrías son iguales. Hay dos tipos principales de estrías, cada una con sus propias características y formas de tratamiento. En este blog, exploraremos en detalle estos dos tipos de estrías para que puedas entender mejor tu piel y tomar decisiones informadas sobre el cuidado personal.

Tipo 1: Estrías Rojas o Púrpuras

Las estrías rojas o púrpuras, también conocidas como estrías recientes, son el primer tipo que vamos a explorar. Estas estrías se caracterizan por su color rojo o púrpura intenso y tienden a ser más notorias y visibles en la piel. ¿Pero por qué tienen este color? La razón detrás de este tono es la inflamación. Cuando la piel se estira rápidamente debido al crecimiento o al aumento de peso, los pequeños vasos sanguíneos en la zona pueden romperse, causando una respuesta inflamatoria que da lugar al color rojo o púrpura.

Las estrías rojas o púrpuras son más “frescas” en el sentido de que sucedieron recientemente. En esta etapa, es más probable que respondan mejor a los tratamientos y productos destinados a reducir su apariencia. Los ingredientes como el ácido glicólico, el ácido láctico y la vitamina C pueden ayudar a mejorar la apariencia de estas estrías al estimular la producción de colágeno y acelerar la regeneración celular.

Tipo 2: Estrías Blancas o Plateadas

El segundo tipo de estrías es el de las estrías blancas o plateadas, también conocidas como estrías crónicas. A medida que las estrías rojas o púrpuras maduran y sanan con el tiempo, su color cambia a un tono más claro y parecido al plateado o blanco. Estas estrías son más antiguas y, en general, son más difíciles de tratar en comparación con las estrías recientes.

Las estrías blancas o plateadas ocurren debido a la pérdida de colágeno y elastina en la piel, lo que causa que la piel afectada tenga un aspecto más delgado y de textura diferente en comparación con la piel circundante. Aunque es más desafiante reducir la apariencia de estas estrías, existen tratamientos como la terapia láser, los tratamientos de microagujas y los retinoides tópicos que pueden ayudar a mejorar la textura y el aspecto general de la piel.

El conocimiento es poder cuando se trata de cuidar tu piel y entender sus características únicas. Ahora que conoces los dos tipos principales de estrías, podrás abordarlas de manera más efectiva y tomar decisiones informadas sobre los tratamientos que mejor se adapten a tus necesidades. Ya sean estrías recientes de color rojo intenso o estrías crónicas de tono blanco plateado, recuerda que todas estas marcas forman parte de tu historia y belleza.

Uncategorized

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous reading
Explorando los Diferentes Tipos de Micropigmentación de Cejas
Next reading
¿Sabías que hay dos tipos de estrías?